Representación gráfica CFBDSIR 2149-0403
Representación gráfica CFBDSIR 2149-0403

Desde 2012 desvela a los científicos. Tras 5 años intensos de investigación, aún nadie sabe qué es ese objeto que sobrevuela en la galaxia. Su nombre, ya de por sí, implica un jeroglífico ininteligible: CFBDSIR J214947.2-040308.9 o, su versión acotada, CFBDSIR 2149-0403.

En un principio, se creyó que formaba parte un un grupo de 30 estrellas conocido como AB Doradus, que permanece a 65 años luz de la Tierra. Sin embargo, un nuevo estudio publicado en la revista Astronomy and Astrophysics replantea tal hipótesis y abre un abanico de incertidumbre en torno a su clasificación.

Un equipo internacional de astrónomos dirigido por Philippe Delorme, de la Universidad de Grenoble, en Francia, encontró que el CFBDSIR 2149-0403 no entraba dentro de ese grupo de estrellas. “Nuestros resultados muestran que es muy improbable que sea un miembro del grupo móvil de AB Doradus”, remarcaron en el artículo.

Nadie sabe qué es el extraño objeto (iStock)

Nadie sabe qué es el extraño objeto (iStock)

La utilización de instrumentos especializados, como el “Very Large Telescope” (VLT) en Chile, les permitió determinar que se encuentra aislado, a 178 años luz de la Tierra. Dentro de las posibilidades que manejan es que el objeto se trate de un planeta flotante con entre 2 y 13 veces la masa de Júpiter y que no tenga más de 500 millones de años de antigüedad.

La otra hipótesis que manejan indica que CFBDSIR 2149-0403 es una enana marrón -es decir, estrellas fallidas que no son capaces de brillar- con 2 a 3 mil millones de años de antigüedad, y una masa que puede superar hasta 40 veces la de Júpiter.

Los científicos no lograron determinar si es un planeta aislado o enana marrón (iStock)

Los científicos no lograron determinar si es un planeta aislado o enana marrón (iStock)

Más que luz, el nuevo estudio arrojó oscuridad. En vez de resolver el misterio, lo abrió y diversificó. Aún no sabe cómo se formó CFBDSIR 2149-0403, ni cómo terminó en su posición actual, en caso de que sea un planeta errante, alejado de cualquier estrella. Más allá de la incomprensión, el equipo aseguró que no es el primer y único caso de un objeto extraño. Cree que la investigación ayudará a resolver futuros enigmas espaciales.

“CFBDSIR 2149-0403 es un objeto subestelar atípico, que podría ser un planeta solitario o un raro tipo de enana marrón. O bien una combinación de las dos cosas”, concluyó Delorme, líder de la investigación.

FUENTE: Infobae