La inédita carta de San Martín que estuvo dos siglos en manos de una familia sanjuanina.

En 1820 el texto escrito de puño y letra  por el prócer llegó a manos de Tadeo Rojo y Maurín y desde entonces pasó de generación en generación.

Una carta inédita de San Martín que pasó casi dos siglos en manos de una familia sanjuanina se convirtió en  una invaluable adquisición del Archivo General de la Nación gracias a la donación de un abogado porteño.

El texto escrito de puño y letra por el prócer llegó a manos de la familia de Tadeo Rojo y Maurín en 1820,  desde Chile donde San Martín partió con la expedición Libertadora hacia Perú.

En el texto, San Martín deja una valiosa lección, que hoy cobra muchísima importancia: “Les recomiendo por su bien que estrechen entre sí los vínculos de la unión y se fortifiquen en el concepto en que no existe sociedad donde no hay orden”.

La carta llegó a manos de la familia sanjuanina que por entonces  eran integrantes del cabildo provincial y se conservó en un domicilio hasta que el terremoto del 44′ obligó a llevar la reliquia a una finca de 25 de Mayo. Años más tarde, en 1980, el abogado Luis Ponferrada heredó de su madre la misiva y la llevó a Buenos Aires.

El hombre, un apasionado por la vida del prócer, decidió donar la carta como un aporte en tiempos de la tan mentada grieta. “La carta presenta un mensaje muy importante, al que no se le ha dado el valor que tiene”, reconoció el abogado a La Nación.

EL MENSAJE COMPLETO

“Yo me despido de los cuyanos con  los sentimientos más genuinos, de afecto y de estimación, que siempre les he profesado; me despido como un compatriota que los ama, y les recomiendo por su bien que estrechen entre sí los vínculos de la unión y se fortifiquen en el concepto en que no existe sociedad donde no hay orden. Sin otro carácter que el de ciudadano manifiesto éstos mis deseos a Vuestra Señoría como el representante de la Ciudad de San Juan, para que se digne trasmitirlos a sus habitantes virtuosos, por cuya felicidad hago votos al cielo, ponto a dar la vela  con la expedición Libertadora del perú para le día de mañana. 

Dios guarde de Vuestra Señoría muchos años más. Cuartel General de Valparaíso , Agosto 19 de 1820.

José de San Martín”

Fuente: Diario de Cuyo

Dejar un comentario

Enviar Comentario

Por favor, completar. *