Una plataforma dedicada a mujeres artistas

 

Un espacio digital servirá para que intercambien experiencias y contacten con el público y los profesionales del sector

 

Las mujeres artistas han puesto en marcha una plataforma digital donde intercambiar sus obras, sus inquietudes y tener un punto de contacto con el público y con los profesionales del arte. La plataforma lleva por nombre El club de las mujeres invisibles, de clara reivindicación de género, y se pone en marcha con motivo del Día de la Mujer que se celebra este jueves.

En España, dicen en un comunicado, son “más de 170.000 las que se dedican de forma profesional a actividades relacionadas con el arte”, un 44% del total, y esta plataforma pretende que intercambien experiencias y ganen visibilidad. Asimismo, se convocan para “poner en marcha actuaciones conjuntas que favorezcan el trabajo creativo y contribuyan a la mejora de sus condiciones laborales”, explican.

Eva Tamargo es la directora del proyecto: “Es muy importante lo que está pasando ahora mismo, con la huelga del jueves, la manifestación, tanto que no sé si la salida de esta plataforma se va a perder un poco entre tanta información sobre igualdad”, ríe. Cuenta que ya son 25 las mujeres agrupadas en esta plataforma, “donde se pueden ver sus proyectos y un poco de su historia”. Ella no es artista, sino que trabaja en tareas de producción relacionadas con el arte y dice que la idea surgió “hace ya dos años” en los que ha contado con la ayuda de otras compañeras para ir creando este punto de encuentro.

“Queremos trabajar sobre los valores de igualdad, ya que el papel que juegan las mujeres en la industria del arte es poco conocido. De la constatación de esta realidad partió precisamente el nombre de esta iniciativa que pretende servir de lanzadera para hacer tangibles a las miles de mujeres que se dedican a la actividad creativa, en su propio beneficio, pero también en el de toda la sociedad en su conjunto. Porque partimos de la base de que el arte es necesario para la vida”, ha explicado.

Fuente: El País.

Dejar un comentario

Enviar Comentario

Por favor, completar. *