El arte oculto en Auschwitz: exponen las obras que crearon sus prisioneros

Una muestra en Cracovia reúne unos 200 dibujos y pinturas originales hechos en el campo de exterminio.

Los prisioneros del campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz produjeron numerosas obras de arte. Por primera vez, alrededor de 200 de esas pinturas, dibujos y pequeñas esculturas pueden verse en una exposición llamada “Face to face. Art in Auschwitz” (Cara a cara. Arte en Auschwitz).
La muestra se podrá visitar hasta el 19 de noviembre en el Szołayski Tenement House, una sucursal del Museo Nacional en Cracovia, en Polonia. Fue organizada para celebrar el 70° aniversario de la conversión de Auschwitz en un museo.

Los trabajos son originales, la mayoría creados en forma ilegal por los prisioneros con materiales que robaban a las autoridades del campo, bajo los riesgos que eso implicaba. “Todo imagen estaba prohibida. Al dibujar se jugaban la vida”, subraya Agnieszka Sieradzka, conservadora del Museo de Auschwitz.

“Los presos no tenían nada: solo su uniforme, unos zapatos de madera, un gorro, una cuchara y un bowl para la sopa, del que dependía su vida. El arte era algo que les convertía en humanos”, agrega Sieradzka. “En estos trabajos podemos encontrar todo lo que era importante para estas personas y por lo que valía la pena arriesgar sus vidas. Actúan como una lente a través de la cual uno puede observar el mundo íntimo y emocional de estos prisioneros”, continúa.

Una sala de la exposición se llama “Sueños y anhelos” y reúne las obras que los presos hicieron para olvidarse por un rato del horror que estaban viviendo. Incluye imágenes de sus seres queridos, pequeños objetos realizados por prisioneros con sus propias manos, o cuentos infantiles creados en el campamento.

También se exhiben los originales del llamado “Cuaderno de bocetos de Auschwitz”. Es un set de dibujos que un preso anónimo hizo con lápiz y escondió dentro de una botella. Un guardián los encontró en 1947, dos años después de la guerra. Presenta el destino de los judíos deportados al campo, desde su llegada hasta el asesinato de personas seleccionadas en las cámaras de gas.

Además, hay retratos de algunos de los prisioneros. “Estas imágenes de la tristeza humana son muy movilizadoras. Podemos ver una lucha humana con un mal inimaginable para preservar lo que quedó de su dignidad. Este hombre humillado y torturado todavía puede sentir. Lo encontramos cara a cara”, describe el comunicado de prensa.

Por separado, se exhiben los trabajos que las autoridades del campo obligaron a realizar a los prisioneros. Incluyen la propaganda del campamento, los dibujos de instrucciones y los planes de expansión del predio. Mientras los hacían, los presos tuvieron acceso a los materiales que luego habrían robado y usado para sus obras personales.

“Detrás de las puertas del campo de Auschwitz, muchos representantes de la intelectualidad polaca fueron encarcelados, percibidos por las autoridades alemanas como especialmente peligrosos. Entre ellos había un gran grupo de artistas visuales profesionales”, agrega el comunicado.

La mayoría de los autores de las obras están identificados y algunos se convirtieron luego en reconocidos artistas, como los casos del escultor Xawery Dunikowski y el pintor Jan Komski.

 

FUENTE: Diario Clarín

Dejar un comentario

Enviar Comentario

Por favor, completar. *